viernes, 11 de julio de 2014

Y lo escogí a usted,
Si a usted, porque me di cuenta de que encontró mi punto débil
y fue el único que descubrió la forma para calmar esta alma indomable,
Lo escogí porque me di cuenta
de que valía la pena,
valía los riesgos…
valía la vida…


Si la nada es nada y la nada no duele, dime entonces ¿Por qué la nada que teníamos tú y yo me duele tanto ahora que ya no está?


Existen fechas que quisiera borrar de mi mente y de mi vida

¿Quién dijo que el amor no se puede tocar? Si cada vez que te tengo cerca, que rozo tus manos, tus labios, que toco tu cabello estoy tocando el amor. No, el amor no es intangible para mí.

Hoy me convertiré en dibujante, dibujaré un camino para tí con un bello paisaje en el cual puedas caminar sintiendo como si flotaras; un camino que no quieras dejar nunca, un camino que te lleve hasta mí

Necesito besarte… aunque sea en sueños.

Adiós, una palabra que es muy simple, que decimos muchas veces a lo largo de nuestra vida; pero cuando la decimos a la persona que amamos y que no volveremos a ver… esa palabra se torna difícil y termina haciendo un nudo en la garganta, en la voz al pronunciarla.